Razones para estar a cierta distancia por no decir que me gusta Rubén Lardín

Porque sé lo fácil que es romper una nuez y me sacaron con fórceps, y he visto a un hombre tratar de desencolar el suelo, encerrado conmigo y sin Trankimazin. Y he viajado mucho más allá del sol ese de Orión donde los que parecían hombres hablaban como los ángeles y atravesé el holograma del Señor, y porque he sido capaz de decirle a una hermosa mujer francesa que el culo no me lo iba a comer y en la calva rubia de su esposo no me iba a correr. Porque la epilepsia de Ian Curtis comparada con la mía da risa y abollé la acera al lanzarme al vacío dos veces. Dos veces.
Porque descubro el contorno de la palabra escrita alguna vez y no tuve padre.
Y luego la mar de todas las almas escupí y llovieron versos que hicieron brotar todas las setas que me comí mientras los infieles flotaban inertes Guadalquivir abajo asustados de muerte del monstruo de ellos mismos que son todos los demás por no querer irse de aquí.
Y hay muchas más razones pero ahora estoy pensando, cuidado conmigo que estoy pensando, muy pensando.

5 espiraciones

  1. alfaro Says:

    Pues es un auténtico placer descubrir el contorno de tu palabra escrita,
    un abrazo grande.

  2. Nacho Abad Says:

    Oye, tío, muy bueno, joder, buenísimo!

  3. zendo Says:

    Si no eres escritor,¿que eres?

  4. Leo del Mar Says:

    Me alegro por ti Alfaro.
    Nacho, creo que esto ha sido lo más sencillo de escribir en toda mi vida, y eso no debe ser muy bueno pero me alegro que te guste.
    Soy una triste entelequia de mi mismo Z, una triste entelequia de mi mismo.

  5. David Says:

    A mí también me moli.