De este día en el que no sabes si salvarás uno de tus abismos en el salto mortal que ejecutas a diario

Pienso en alegrarme mañana cuando,
tumbado
cuando esperando,
me vea abajo, cada vez más lejos de lo que fui.

Quietos mis miembros,
serán pocos los espasmos
y tú ahora dirás que ya aquí no me entiendes.

Te hablo mejor a la cara de cosas,
casi no-palabras sencillas;
no diré por si acaso que hay nociones autodestructivas iguales a las de otros.

Espero al fin que venga.
Y yo a la muerte la querré
cuando haga que esa chica traiga un clavelito rojo y sin tallo,
a mi nicho pagado por el seguro suscrito por mi madre;
aún en vida.

3 espiraciones

  1. Leo del Mar Says:

    Si alguien me entiende que me lo diga. Por favor.

  2. zendo Says:

    yo no estoy segura de entenderte. Como siempre.

  3. alfaro Says:

    Pues está clarísimo.
    Mejor que tu chica te dé ya el clavel,sin tallo (qué significativo esto), no vaya ser que te nos mueras...
    Este no está mal, pero es mejor la segunda parte.
    Si ya lo digo yo que los 1 de noviembre sobran en los calendarios.
    Buenas noches.