Vacaciones por Barrameda, de 'Otro hijoputa'

Muchas manos éramos palpando,
la posterior puta del pueblo gritando

Corríamos a perseguir un gol
y vuelta la esquina la vimos
Locura colectiva instantánea,
inexplicable posesión infantil

A la voz de a por ella la cazamos
La tumbamos,
olvidado el balón,
la arrancamos de su flor añil
Y surgió la perenne apnea

La chaquetilla desmangada,
el vestido de bufanda,
las braguitas tobilladas

Tres sujetaron, rodillas clavadas,
dos manos, la dilataban,
y uno,
forjaba su mirada

Ella,
ya lo dije,
chillaba.

1 Responses to Vacaciones por Barrameda, de 'Otro hijoputa'

  1. Conde Niño Says:

    "braguitas tobilladas", inmejorable, ja,ja.