13. La última noche en el parque

Jorge y Tía. La quintaesencia de todas las grandes historias de amor conocidas.
Un hombre resuelto a enfrentarse a su destino y una mujer perfecta pero esquiva.
Esa es la trama alrededor de la cual gira el relato indeterminado, no caben más dudas. Una serie de desventuras inexplicadas vividas por el protagonista, le han llevado a prisión de un modo inenarrable, y ha de conformarse a la nueva limitada realidad entre las frías, húmedas y grises paredes del centro penitenciario de un pueblo asturiano, pero con la seguridad de que la verdad está ahí afuera, y ésta es propagada como fuego en un bosque de cerillas por quienes conocen su existencia.
La grandiosa relación sentimental de Tía y Jorge ha encontrado eco hasta en algún periódico nacional de amplia difusión, y provocado el interés de miles de anónimos ciudadanos, que se desvelan ante las nuevas vicisitudes de un amor tan imposible como deseable.
Trovadores musicalizan las andanzas de los dos amantes, tertulianos teorizan con ricas polémicas sobre el porvenir de su amor. En los portales se marujea con cierta inquina hacia "la Tía", que es más querida en ámbitos intelectuales. Los niños, con su inocente y desprejuiciada visión de la realidad, gritan por los patios sus deseos de ser como Jorge, y las suegras lo desean como yerno de sus desafortunadas en amores hijas. En el registro civil no hay más nombres que el de Jorge en caso de varón recién nacido, aunque el nombre de Tía no se acaba por imponer entre las niñas, y es preferida la variante Iustitia.
Nada puede detener el glorioso avanzar de esta historia. ¿Nada?
Casi nada mejor dicho, puesto que este próximo domingo el mundo se parará por uno de esos acontecimientos que sólo ocurren muy de cuando en cuando y mantienen en vilo a toda la humanidad, y que, todo hay que decirlo, está muy por encima de los dichosos avatares que pueda sufrir cualquier ser humano.
Once atléticos jóvenes vestidos con camisetas rojiblancas tratarán de enmendar una de las más grandes injusticias de los últimos tiempos y devolver al Real Sporting de Gijón a la primera división del fútbol español.
Jorge escuchará los pormenores de semejante hazaña por la radio. Y se alegrará.
Aunque no acabará de entender muy bien el porqué.

6 espiraciones

  1. alfaro Says:

    a ver... dónde lo dejo..
    el sportinga en primera ya,
    juaaaa.

  2. Me alegro mucho por todos vosotros, que lo podéis disfrutar en libertad. Aquí en mi celda no es lo mismo como comprenderéis. Lo que yo daría por tener la libertad que todos vosotros tenéis por derecho pero a mí se me niega porque sí. Aprovechad ahora que mañana puede ser que seáis vosotros los que escuchéis Carrusel Deportivo desde una celda. ¡Aúpa Real Sporting ra ra ra!
    (Me parece que con el drama de hoy del Cádiz en Alicante, me voy a hacer seguidor de este equipo, que me pega más.)
    Saludos desde Villabona.

  3. alfaro Says:

    ¿Por que vía internet como se hace para otras cosas...no recogemos firmas...u cualquier cosa que se pueda hacer que haga algo de ruido para que revisen tu caso ?

  4. Hombre, a mí no me dejan utilizar internet siempre, y además no puedo ir a todas las páginas. Y para colmo hay aquí dentro un lío de tres pares de cojones: el otro día trajeron a Santiago del Valle y a la gente no le cae muy bien que se diga y están un poco alteradillos. Luego estamos también siguiendo el juicio contra un funcionario acusado de tráfico de drogas. Y por si esto no fuera poco también tenemos un brote de varicela. Si a esto le sumas mi estado anímico nada animado, y el por culo que me da la prensa por lo de mi canción imagínate las ganas que le quedan a uno de hacer nada por uno mismo.
    Leo sí podría hacer algo, pero con el cuento de que trabaja de noche, que está cansado, que tiene que escribir, que tiene que leer , que tiene que ver la Eurocopa y encima tiene novia, pues dice que va de culo el muy jeta. Pero él venga a atribuirse méritos de paladín de la justicia, ¡no te jode! ¡Qué no Leo, qué no Leo! Nadie piensa que eres un genio y nadie te va a descubrir, imbécil.
    Pues lo siento, yo no puedo hacer más, bastante hace mi familia (cuánto os quiero; hermana eres mi sol) con lo que hace, y Leo, pues lo que te he dicho, mucho lirili y poco lerele.
    Bueno, lo dicho, que se me acaba el tiempo. Un saludo y felicidades a todos aquéllos que tengan cumpleaños hoy.

  5. alfaro Says:

    Gracias por la felicitación para los de hoy y/o los de ayer.
    Yo de esto no tengo ni idea, ni idea. Sé que una injusticia puede pasarme en cualquier momento a mí o a cualquiera de las personas que quiero.
    Y no sabría qué hacer, un abogado y no voy más allá. Un buen abogado...y dinero para dejar por el camino...
    Asociaciones? por lo que he visto tampoco.
    No puedo ser tu tabla de salvación ni la de nadie pero mucho menos la tuya porque desconozco todo esto.
    ¿Por qué no escribes a la defensora del pueblo de Asturias? es lo más que se me ocurre ahora, quizá te dé alguna idea, te copio la dirección:
    procuradorageneral@procuradorageneral.es>
    lo que es seguro es que te contesta,y si puedes le das tu nº de tel. porque seguro que al día siguiente te llamarán para decirte algo.
    Buenas noches.

  6. Leo del Mar Says:

    Disculpa que no te haya contestado antes Alfaro, pero es que estoy en tratamiento por un pequeño problema de doble personalidad y debo limitar mi exposición a Internet porque por alguna razón mi problema se acentúa cuando estoy conectado.
    Que no te toque la moral Jorge que es un poco desagradecido, bastante estamos haciendo por él ya, y además no sabe ni de lo que habla y para muestra este comentario que hago mientras juega España y sólo miro al televisor de reojo.
    Gracias por darme esa dirección, a ver si se me ocurre algo, pero he de decirte que legalmente se han agotado todas las vías y sólo queda el recurso del indulto, que no quita culpabilidad sino que sólo exime de cumplir el castigo en su totalidad.
    Muchísimas gracias por las molestias que te tomas de mi parte, y sobre todo, de parte de Jorge.